Prada Transformer

proyecto
 

Tras su lanzamiento en Seúl (Corea del Sur) a finales de abril de 2009, el Prada Transformer diseñado por OMA/Rem Koolhaas llevó a cabo una revolucionaria serie de eventos en directo, exhibiciones y proyecciones interculturales. Durante seis meses, en este escenario de forma cambiante se han celebrado múltiples proyectos interdisciplinarios, llevando a Corea una combinación de artes visuales única.

Situado junto al Palacio Gyeonghuigung del siglo XVI, el Prada Transformer creaba un contraste radical entre la historia, la tradición y el folklore de Corea y este espacio multidimensional del siglo XXI para eventos.

 
 
 
concept & Vision

El Transformer combinaba los cuatros lados de un tetraedro: un hexágono, una cruz, un rectángulo y un círculo dentro del mismo pabellón. Esta estructura, cubierta por completo por una membrana elástica y lisa, se giraba empleando grúas para reconfigurar completamente la experiencia de los visitantes de cada nuevo programa. Cada plano lateral fue diseñado específicamente para organizar la instalación de eventos diferentes, con lo que se creó una estructura con cuatro identidades. Cuando una forma se convierte en el plano base, las otras tres formas se convierten en los muros y el techo que definen el espacio y sirven como referente de antiguas futuras o configuraciones para otros eventos.

“Waist Down - Skirts by Miuccia Prada”, un proyecto en desarrollo de Miuccia Prada en colaboración con AMO, debutó en Corea el 25 de abril de 2009, donde mostró una colección de faldas “en movimiento” que incluía desde piezas del primer evento de Prada hasta las de colecciones más recientes. También se enseñaron faldas de los estudiantes de moda emergentes de Corea, para mostrar la interacción entre los dos mundos de la moda y amplificar el significado de la palabra moda desde perspectivas culturales diferentes.

 
 

Waist down

 

Cinema

 

Art exhibition

 

Special event

 
transformation
reproducir >
 
 
galería

Este espacio de exhibición se transformó posteriormente en un cine en el que se proyectó una selección de películas elegidas por Alejandro González Iñárritu, el director de Babel, película que consiguió varias nominaciones a los Oscar. “Flesh, Mind and Spirit” (Carne, mente y espíritu) es el concepto de este programa único, iniciado el 27 de junio de 2009 y codirigido por el crítico de cine Elvis Mitchell, que incluye películas de distintos géneros, países y décadas, así como una gran cantidad de películas con carga física, intelectual y espiritual para conseguir una experiencia cinematográfica completa.

Además, el 15 de agosto de 2009 se presentó una instalación de arte de la artista sueca Nathalie Djurberg titulada “Turn into Me” (Conviértete en mí), (2008-2009) y cuyo comisario fue Germano Celant. Esta instalación consistía en varias construcciones tridimensionales dentro de las cuales se proyectaban en pantallas de vídeo cortos de animación provocativos e irónicos. Los vídeos de Djurberg se realizaron empleando la técnica de “stop-motion”, en la que figuras creadas con plastilina o arcilla interactúan en atmósferas surrealistas. Esa sensación se veía reforzada en todas las obras gracias a las bandas sonoras musicales que las acompañaban, compuestas por el músico sueco Hans Berg.

El 29 de septiembre de 2009, el Prada Transformer rotó y se preparó para completar su ciclo de transformación: un día para distintos eventos que se denominó “The Student Takeover” (Los estudiantes toman el poder), que tuvo lugar el 30 de septiembre. En este programa se exhibían en el Prada Transformer nuevas ideas y bocetos de diseño de los estudiantes coreanos con un tema común: “la transformación”.

Tras un serie de eventos de gran importancia con una recepción entusiasta, entre los que se encontraron una exhibición de moda, un festival de cine y una exposición de bellas artes, el Prada Transformer decidió relacionarse con su ciudad anfitriona transformándose en un lugar de debate y charlas, invitando a los estudiantes más innovadores a comunicar sus ideas con total libertad y a dar sus opiniones sobre el futuro del arte, del diseño y de la sociedad en la que estos existen.
Durante dos semanas, el Prada Transformer se convirtió en un ambiente de trabajo para 130 estudiantes coreanos de 10 prestigiosas universidades coreanas y de 13 disciplinas diferentes, desde la arquitectura, la moda y el cine hasta las bellas artes y artes gráficas.

Estos estudiantes tuvieron la experiencia única de desarrollar su trabajo para una exhibición de arte y diseño innovador sin precedentes, cuyo objetivo era investigar y sacar a la luz el mejor talento joven de Seúl.

 
 
沪ICP备11025989号
_volver al inicio